Escrito por: Dr. Juan Francisco Solís Bercián

demo

Debido a los cambios que han sucedido en nuestras sociedades modernas la edad para tener los hijos se ha ido aplazando para después de los 30 años y esto ha provocado que cada vez más parejas tengan problemas de fertilidad.

El factor independiente más importante a tomar en cuenta para determinar el grado de fertilidad de una pareja o el resultado de los tratamientos para lograr el embarazo es la edad de la mujer.

Sabemos que la fertilidad comienza a declinar a partir de los 30 años y tiene una declinación aún mayor después de los 35 y no digamos después de los 40. La fertilidad en la mujer termina unos 5 a 10 años antes de la menopausia.

Esto sucede porque biológicamente la mujer nace con un número fijo de óvulos, los cuales van sufriendo un ciclo constante de atresia o destrucción que sucede incluso antes de iniciar con las menstruaciones.

demo2

Por otro lado los óvulos más “sanos” o con mayor potencial de ser fertilizados y de terminar en un embarazo se ovulan en los primeros años de la etapa reproductiva de la mujer y se dejan los más defectuosos para los últimos años de la misma.

Lo mismo sucede en los tratamientos de fertilidad, entre más avanzada es la edad materna (después de los 35 años y sobre todo después de los 40) los resultados son menores.

La tasa de fecundabilidad, es decir la probabilidad de que una mujer quede embarazada por cada mes de exposición, a los 30 años es de un 20% por ciclo, mientras que a los 40 años esta tasa es de un 5% .

También la probabilidad de pérdidas tempranas del embarazo aumentan con la edad materna. Siendo alrededor de un 15% en mujeres por debajo de los 35 años y de hasta un 30% en mujeres por arriba de los 40.

Recomendamos que si la mujer tiene más de 35 años trate de consultar lo antes posible con el especialista en fertilidad si después de 6 meses de exposición al embarazo este no ha sucedido o antes si sospecha que tendrá problemas.

Las alternativas de tratamiento, dependiendo del caso van de estipulación ovárica con inseminación artificial a fertilización in vitro o donación de ovulos.

 

Deja un comentario