Dr. Juan Francisco Solís Bercián / Especialista en Fertilidad

Una de las consultas más frecuentes que tenemos en nuestro centro de fertilidad son aquellas parejas que han sido sometidas a una cirugía esterilizante, tanto en el hombre (vasectomía) como en la mujer (ligadura de trompas ó pomeroy) y que por alguna razón quieren volver a tener hijos.

Existen 2 opciones para lograrlo:

  1. REVERSION DE CIRUGIA ESTERILIZANTE: en la que con técnica microquirúrgica podemos recanalizar las trompas de falopio o el conducto deferente en el caso del varón.

 

  1. FERTILIZACION IN VITRO: realizamos la fertilización de los óvulos en el laboratorio. Obteniendo los óvulos mediante punción transvaginal y los espermatozoides directamente del semen ó mediante aspiración del epididimo (en el testículo)

Ambas opciones pueden ser efectivas, sin embargo hay que tomar en cuenta varios factores para tomar la mejor decisión de cada caso en particular por lo que recomendamos un buen asesoramiento.

Las más importantes son:

  1. EDAD MATERNA: la fertilidad disminuye con la edad, sobre todo en la mujer. Después de los 35 años la probabilidad de lograr un embarazo de forma espontánea comienza a declinar y declina aún más después de los 35 años. Esto se debe a que por naturaleza los “mejores” óvulos se ovulan al inicio de la edad reproductiva y se van dejando los que no están buenos para las últimas etapas. Por lo tanto si la mujer tiene por arriba de los 35 años recomendamos la fertilización in vitro como mejor opción, pues tiene el mejor porcentaje de éxito en un menor tiempo.
  1. FACTORES ASOCIADOS A INFERTILIDAD: si éxiste algún o algunos factores que coexistan con la cirugía esterilizante, por ejemplo endometriosis, ovarios poliquísticos, antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica, baja reserva ovárica, o en el caso del varón un conteo bajo o baja calidad de espermatozoides, la recomendación favorece a la fertilización in vitro.
  1. TIEMPO TRANSCURRIDO DESDE LA ESTERILIZACIÓN: sobre todo en el caso de la vasectomía, si han pasado más de 10 años de haberla hecho la probabilidad de que los espermatozoides produzcan “autoanticuerpos” aumentan, lo cual impide que ellos fertilicen espontáneamente. En este caso hay que recurrir a una variante de la fertilización in vitro, que se llama ICSI, siglas en inglés que significan inyección intracitoplasmática del espermatozoide, en la cual con un microscopio especial se “inyecta” directamente el espermatozoide en el óvulo.
  1. TIPO DE OPERACION ESTERILIZANTE: no todo tipo de operación es reversible. En los casos en los que se ha cortado mucha longitud de la trompa de falopio, hace imposible la recanalización. O en algunas mujeres que tienden a hacer mucha fibrosis y adherencias no se puede realizar la recanalización.
  1. DESEO DE LA PACIENTE / PAREJA: también se toma en cuenta factores como qué tan rápido quieren lograr el embarazo ó algunas parejas para las que la fertilización in vitro no es una opción de tratamiento por motivos religiosos o económicos.

En conclusión es importante buscar asesoramiento en un experto en fertilidad para juntos escoger el mejor tratamiento que se ajuste a su caso.

 

 

 

 

Deja un comentario