TRATAMIENTOS PARA LOGRAR EL EMBARAZO DESPUES DE CIRUGIA ESTERILIZANTE EN LA MUJER Y EN EL VARON

Dr. Juan Francisco Solís Bercián / Especialista en Fertilidad

Una de las consultas más frecuentes que tenemos en nuestro centro de fertilidad son aquellas parejas que han sido sometidas a una cirugía esterilizante, tanto en el hombre (vasectomía) como en la mujer (ligadura de trompas ó pomeroy) y que por alguna razón quieren volver a tener hijos.

Existen 2 opciones para lograrlo:

  1. REVERSION DE CIRUGIA ESTERILIZANTE: en la que con técnica microquirúrgica podemos recanalizar las trompas de falopio o el conducto deferente en el caso del varón.

 

  1. FERTILIZACION IN VITRO: realizamos la fertilización de los óvulos en el laboratorio. Obteniendo los óvulos mediante punción transvaginal y los espermatozoides directamente del semen ó mediante aspiración del epididimo (en el testículo)

Ambas opciones pueden ser efectivas, sin embargo hay que tomar en cuenta varios factores para tomar la mejor decisión de cada caso en particular por lo que recomendamos un buen asesoramiento.

Las más importantes son:

  1. EDAD MATERNA: la fertilidad disminuye con la edad, sobre todo en la mujer. Después de los 35 años la probabilidad de lograr un embarazo de forma espontánea comienza a declinar y declina aún más después de los 35 años. Esto se debe a que por naturaleza los “mejores” óvulos se ovulan al inicio de la edad reproductiva y se van dejando los que no están buenos para las últimas etapas. Por lo tanto si la mujer tiene por arriba de los 35 años recomendamos la fertilización in vitro como mejor opción, pues tiene el mejor porcentaje de éxito en un menor tiempo.
  1. FACTORES ASOCIADOS A INFERTILIDAD: si éxiste algún o algunos factores que coexistan con la cirugía esterilizante, por ejemplo endometriosis, ovarios poliquísticos, antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica, baja reserva ovárica, o en el caso del varón un conteo bajo o baja calidad de espermatozoides, la recomendación favorece a la fertilización in vitro.
  1. TIEMPO TRANSCURRIDO DESDE LA ESTERILIZACIÓN: sobre todo en el caso de la vasectomía, si han pasado más de 10 años de haberla hecho la probabilidad de que los espermatozoides produzcan “autoanticuerpos” aumentan, lo cual impide que ellos fertilicen espontáneamente. En este caso hay que recurrir a una variante de la fertilización in vitro, que se llama ICSI, siglas en inglés que significan inyección intracitoplasmática del espermatozoide, en la cual con un microscopio especial se “inyecta” directamente el espermatozoide en el óvulo.
  1. TIPO DE OPERACION ESTERILIZANTE: no todo tipo de operación es reversible. En los casos en los que se ha cortado mucha longitud de la trompa de falopio, hace imposible la recanalización. O en algunas mujeres que tienden a hacer mucha fibrosis y adherencias no se puede realizar la recanalización.
  1. DESEO DE LA PACIENTE / PAREJA: también se toma en cuenta factores como qué tan rápido quieren lograr el embarazo ó algunas parejas para las que la fertilización in vitro no es una opción de tratamiento por motivos religiosos o económicos.

En conclusión es importante buscar asesoramiento en un experto en fertilidad para juntos escoger el mejor tratamiento que se ajuste a su caso.

 

 

 

 

Leer Más

¿QUÉ DEBE SABER ACERCA DE LA RECANALIZACION DE TROMPAS, REVERSION DE CIRUGIA ESTERILIZANTE Y CIRUGIA DE TROMPAS DE FALOPIO?

Dr. Juan Francisco Solís Bercián

A diferencia de la cirugía en el útero que es un órgano muy resistente, la cirugía de las trompas de Falopio es muy delicada pues es un órgano muy sensible.

Los resultados de la cirugía de trompas por obstrucción o por enfermedad adherencial son muy malos, ya que generalmente la inflamación post operatoria y la manipulación intraoperatoria es tal que hace que las trompas se vuelvan a tapar o adherir.

Ligadura-de-trompas

Es muy importante que la mujer que decida hacer una cirugía esterilizante (pomeroy) lo analice muy bien antes, pues esta cirugía se debe tomar como DEFINITIVA.

Un número incalculable de mujeres se arrepienten de haber tomado esta decisión.

Actualmente existen métodos de planificación familiar no tan radicales y muy seguros, de largo plazo y que deja abierta la posibilidad al embarazo en el futuro.

Puede intentarse una cirugía de recanalización de trompas en pacientes con cirugía esterilizante previa, sin embargo los resultados no son muy buenos. Menos del 50% logran un embarazo después de esta cirugía de reversión y un porcentaje alto de las mujeres que lo logran resultan en  un embarazo ECTOPICO (por fuera del útero, generalmente en las mismas trompas de Falopio).

Por lo tanto actualmente la recomendación es que aquella mujer que haya tenido una cirugía esterilizante y desea volver a lograr un embarazo sea por Fertilización in Vitro, ya que en este tratamiento la fertilización se hace en el laboratorio y se pasan los óvulos ya fertilizados y en división (embriones) directamente al útero, “saltándose” el paso por las trompas de Falopio.

Con este método se puede esperar un porcentaje alto de éxito  (hasta 80% en los primeros tres intentos).

 

fiv-mod

En el caso de Obstrución Tubárica por causas no quirúrgicas, es decir, cuando una paciente presenta una o ambas trompas tapadas por algún proceso inflamatorio, como enfermedades de transmisión sexual (clamidia o gonococo) o por endometriosis, el resultado de la cirugía ya sea abierta (laparotomía) o por Laparoscopía, es muy malo, tanto así que no vale la pena ni siquiera intentarla.

Leer Más

¿QUÉ DEBE SABER ACERCA DE LA ENDOMETRIOSIS?

Por: Dr. Juan Francisco Solís Bercián

Endometriosis se le conoce al aparecimiento del tejido que normalmente está adentro del útero y que recubre su cavidad (Endometrio) cuando crece en otros lugares; los más frecuentes en el ovario, el peritoneo, trompas de Falopio, o en el mismo músculo uterino (acá se le llama Adenomiosis).

Los síntomas clásicos de la endometriosis son: dismenorrea (dolor con las menstruaciones), dispareunia (dolor con las relaciones sexuales) e infertilidad (imposibilidad para lograr el embarazo después de 1 año de exposición al mismo). Sin embargo estos síntomas no siempre se presentan. Síntomas más raros son: hematuria (sangrado en la orina) durante la menstruación, hematoquesia (sangrado a través del recto) durante la menstruación, hematomas en la herida operatoria de una cesárea previa.

El síntoma principal que hace pensar que usted puede padecer de endometriosis es el dolor excesivo con las menstruaciones. Generalmente consideramos excesivo cuando el dolor es tal que interfiere con sus actividades diarias durante su período.  Aunque hay pacientes que no presentan síntomas.

El diagnóstico definitivo se realiza mediante Laparoscopía. Se introduce una cámara a través del ombligo y se observan las lesiones clásicas.

 

Captura de pantalla 2016-04-07 a las 12.04.58 p.m.

No se sabe el mecanismo exacto por el cuál se produce la endometriosis. Uno de los más aceptados es lo que se conoce como “menstruación retrógrada”. Esto consiste en que cuando la paciente está menstruando hacia la vagina, parte del flujo menstrual pasa hacia la pelvis, a través de las trompas de Falopio, implantándose el tejido endometrial en ciertas partes de la pelvis.

Clasificamos la endometriosis en mínima, leve, moderada y severa (ó grado 0, I, II, III y IV respectivamente) dependiendo de los hallazgos en la Laparoscopía.

Entre más avanzada la endometriosis mayor es el riesgo de padecer de Infertilidad.

El tratamiento se divide en 3 grandes grupos:

  1. El tratamiento para el Dolor
  2. El tratamiento para la Infertilidad y
  3. El tratamiento preventivo (prevenir el avance)

Como regla general el tratamiento inicial al hacer el diagnóstico en una Laparoscopía es quirúrgico, es decir, en el mismo momento se aprovecha para eliminar los focos de endometriosis visibles, eliminar las adherencias si las hay, eliminar los endometriomas si los hay y lavar la cavidad pélvica.  Esta cirugía inicial es muy importante pues tiene el potencial de mejorar significativamente los síntomas, mejorar la fertilidad y parar el avance de la enfermedad.

Una vez hecho el diagnóstico y la cirugía, si el objetivo principal es tratar el DOLOR se puede iniciar un tratamiento médico, en el cual hay varias opciones. Se pueden utilizar Análogos de GnRh, como el Acetato de Leuprolide, que son medicamentos que suprimen la hipófisis, induciendo una “menopausia” transitoria, lo cual ayuda a “enfriar” los focos de endometriosis. Se recomienda usarlos por un período ideal de 3 meses y no más  de 6 meses, por sus efectos secundarios. Se pueden utilizar Anticonceptivos Orales de forma cíclica o continua, o también se pueden usar Progestágenos de forma continua. Todos los medicamentos persiguen el mantener un ambiente bajo en estrógenos, las hormonas que producen los ovarios, pues los focos de endometriosis se “estimulan” con estas hormonas.

Si el objetivo principal es tratar una Infertilidad, es decir si su objetivo es embarazarse, NO recomendamos el tratamiento médico inmediatamente después de la cirugia, ya que este retrasará la exposición al embarazo.

Está demostrado que los mejores resultados de la cirugía de endometriosis en cuanto a Fertilidad se dan en los primeros meses después de la cirugía. Por lo tanto recomendamos la exposición inmediata después de la misma. Esto puede ser de forma natural o con alguna técnica de Fertilización Asistida, dependiendo de las circunstancias.

Es muy importante que una paciente con Endometriosis e Infertilidad sea evaluada y tratada por un especialista en Reproducción Humana, sobre todo si: tiene más de 35 años, si tiene más de 2 años de exposición al embarazo, si tiene endometriosis severa ó ya se ha expuesto al embarazo sin éxito con algún tratamiento después de 6 meses de haber sido operada.

Para el tratamiento preventivo de la progresión de la enfermedad se recomiendan Anticonceptivos Orales o Progestágenos durante tiempo indefinido.

El embarazo es altamente beneficioso para la paciente que padece endometriosis.

La primera cirugía es muy importante por lo que se recomienda que sea realizada por un profesional con experiencia.

Leer Más

¿Qué debe saber acerca del Síndrome de Ovarios Poliquísticos

Escrito po: Dr. Juan F. Solís Bercián

El síndrome de Ovarios Poliquísticos es un conjunto de signos y síntomas que se presenta en algunas mujeres (hasta 20% en la población latina).

Característicamente presentan signos de hiperandrogenismo (aumento de las hormonas masculinas), como aumento de vello en lugares donde normalmente no debieran aparecer en una mujer (piernas, abdomen, cara) lo cual se llama hirsutismo; caída del cabello (alopecia), aumento de peso desproporcionado, distribución de grasa anormal (en área de cintura sobre todo), acné, signos de resistencia a la insulina como la acantosis nigricans (pigmentación obscura en la piel de la nuca o en los pliegues de codos e ingles); trastornos del ciclo menstrual, sobre todo atrasos de menstruación (oligomenorrea) y la aparición de pequeños quistes en los ovarios (menores de 10 mm) que se observan a travez del ultrasonido.

Se puede presentar resistencia a la insulina. Es decir, tienen dificultad para el manejo del azúcar en su cuerpo.

Muchas veces estas pacientes nos consultan por la dificultad para lograr el embarazo pues el aumento en los andrógenos produce que ovulen muy pocas veces (oligoovulación) o que no ovulen (anovulación), impidiendo de esta forma que el embarazo suceda.

Para tratar a las pacientes con este síndrome es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  1. Control de peso: el exceso de peso empeora el síndrome ya que en la grasa que se acumula de más, se producen estrógenos, que hacen que los ovarios se vuelvan más resistentes y que empeore el problema de la ovulación. Además que el exceso de peso contribuye significativamente en la resistencia a la insulina.
  2. Dieta: la paciente con el síndrome de ovarios poliquísticos tiende a aumentar de peso muy fácilmente y se le dificulta el manejo de los carbohidratos (azúcares), por lo cual es importante que aprenda a comer de tal forma que no empeore su síndrome. Lo mejor es consultar a un especialista en nutrición que sea experto en el manejo dietético de estas pacientes.
  3. Prevenir complicaciones: a largo plazo este desbalance hormonal puede llevar a la paciente a tener problemas como períodos menstruales muy abundantes o sangrados irregulares, por lo cual es importante hacerla menstruar de forma regular por lo menos 6 meses de cada año, lo cual se logra con anticonceptivos orales. En el futuro pacientes con este síndrome tienen mayor riesgo de diabetes y de síndrome metabólico por lo cual es muy importante el control del peso y de la dieta. En el caso de pacientes con problemas de fertilidad el tratamiento consiste en inducir la ovulación mediante medicamentos especiales.
  4. Control medico periódico: es importante comprender que este síndrome NO se cura pues está determinado genética o epigenéticamente, a pesar de que va mejorando con la edad, sobre todo después de los 35 años. El hecho de que hayan más o menos quistes en los ovarios NO es un parámetro para determinar que el síndrome esta peor o mejor. Los quistes ováricos que aparecen en este síndrome NO duelen. Estos quistes NO deben operarse pues simplemente son la manifestación de un desbalance hormonal. Finalmente es importante el control médico periódico ya sea que se desee o no familia pues el objetivo es prevenir complicaciones. El tratamiento es multidisciplinario y debe involucrar al ginecólogo, el especialista en nutrición y el endocrinólogo como mínimo, muchas veces se requiere también la participación del dermatólogo.
  5. Resistencia a la insulina: no todas las pacientes con ovarios poliquísticos tienen resistencia a la insulina. Por lo tanto hay que hacer exámenes especiales para determinar si la hay o no y repetirlos en la línea del tiempo pues puede aparecer en cualquier momento. Pacientes con resistencia a la insulina deben de mantener un peso adecuado para no empeorarla y en algunos casos necesitan medicación (metformina por ejemplo).
  6. Infertilidad: hay distintos grados de “severidad” del síndrome de ovarios poliquísticos, Pacientes que tienen muy “bloqueados” los ovarios probablemente van a tener problemas de fertilidad. Hay que hacer una evaluación completa previa al tratamiento, incluyendo evaluación de la pareja y permeabilidad de ambas trompas de falopio. El tratamiento consiste en la INDUCCION DE LA OVULACION. Mediante medicamentos especiales y monitoreo con el ultrasonido vaginal se determina la respuesta a los medicamentos, se halla la dosis adecuada y se expone la paciente al embarazo. Los resultados son muy buenos una vez se logra encontrar las dosis adecuadas. En ocasiones esto puede ser un proceso largo y desgastante. En otros casos en los que no se logra el embarazo con técnicas de baja complejidad hay que recurrir a la Fertilización Asistida (Fertilización in Vitro o FIV) ya que en algunas ocasiones la calidad del óvulo se ve afectada por este síndrome.
  7. Cirugía para ovarios poliquísticos: se ha visto que al reducir la reserva ovárica quitando un pedazo de ovario o haciendo algunos agujeros con el electrocauterio muchas pacientes empiezan a ovular incluso de forma espontánea y algunas se embarazan sin necesidad de tratamientos. Sin embargo esta intervención NO la aconsejamos pues el costo biológico de hacer este tipo de cirugía es muy alto, la pérdida de la reserva ovárica puede adelantar la edad de la menopausia o incluso producir una falla ovárica prematura. Afortunadamente en esta época contamos con medicamentos muy eficientes para lograr la inducción de la ovulación sin necesidad de recurrir a estos tratamientos invasivos.

En conclusión, el Síndrome de Ovarios Poliquísticos es un problema hormonal frecuente, lo padecen muchas mujeres, cada caso es distinto y por lo tanto requiere intervenciones individuales dependiendo del momento en que se diagnostique. Es importante ponerse en manos de los especialistas que tienen experiencia en el diagnóstico y tratamiento de este síndrome.

Leer Más

EDAD MATERNA Y FERTILIDAD

Escrito por: Dr. Juan Francisco Solís Bercián

demo

Debido a los cambios que han sucedido en nuestras sociedades modernas la edad para tener los hijos se ha ido aplazando para después de los 30 años y esto ha provocado que cada vez más parejas tengan problemas de fertilidad.

El factor independiente más importante a tomar en cuenta para determinar el grado de fertilidad de una pareja o el resultado de los tratamientos para lograr el embarazo es la edad de la mujer.

Sabemos que la fertilidad comienza a declinar a partir de los 30 años y tiene una declinación aún mayor después de los 35 y no digamos después de los 40. La fertilidad en la mujer termina unos 5 a 10 años antes de la menopausia.

Esto sucede porque biológicamente la mujer nace con un número fijo de óvulos, los cuales van sufriendo un ciclo constante de atresia o destrucción que sucede incluso antes de iniciar con las menstruaciones.

demo2

Por otro lado los óvulos más “sanos” o con mayor potencial de ser fertilizados y de terminar en un embarazo se ovulan en los primeros años de la etapa reproductiva de la mujer y se dejan los más defectuosos para los últimos años de la misma.

Lo mismo sucede en los tratamientos de fertilidad, entre más avanzada es la edad materna (después de los 35 años y sobre todo después de los 40) los resultados son menores.

La tasa de fecundabilidad, es decir la probabilidad de que una mujer quede embarazada por cada mes de exposición, a los 30 años es de un 20% por ciclo, mientras que a los 40 años esta tasa es de un 5% .

También la probabilidad de pérdidas tempranas del embarazo aumentan con la edad materna. Siendo alrededor de un 15% en mujeres por debajo de los 35 años y de hasta un 30% en mujeres por arriba de los 40.

Recomendamos que si la mujer tiene más de 35 años trate de consultar lo antes posible con el especialista en fertilidad si después de 6 meses de exposición al embarazo este no ha sucedido o antes si sospecha que tendrá problemas.

Las alternativas de tratamiento, dependiendo del caso van de estipulación ovárica con inseminación artificial a fertilización in vitro o donación de ovulos.

 

Leer Más

Mujeres que no se pueden embarazar luego de concebir su primer hijo

Escrito por: Dr. Walter Roberto Molina Chang

Como se le llama a este problema?

Se le llama infertilidad secundaria cuando la mujer luego de tener un embarazo, independientemente si logra llegar al término o no, no logra quedar embarazada.

La infertilidad secundaria ocurre aproximadamente en un 40% de las pacientes con problemas de fertilidad.

Por qué ocurre este problema?

Existen diferentes causas por las cuales puede llegar a ocurrir. En general, luego del primer embarazo pueden ocurrir cambios tanto en la mujer como en el hombre. Entre ellos el factor de edad. Sabemos que conforme la edad avanza, disminuyen las probabilidades de lograr un embarazo, debido a que el material genético de los óvulos va envejeciendo.

Un mito que se repite con mucha frecuencia y que retrasa la búsqueda de tratamientos en las parejas que ya han tenido hijos, es creer que si ya se tuvo hijos en una ocasión, ya no se presentará el problema de la infertilidad. Esto conlleva a que las pacientes tarden más tiempo en buscar a un especialista en fertilidad para realizar la evaluación de su problema.

Los causas en orden de frecuencia van a ser los problemas ovulatorios, los problemas de las trompas de Falopio, los problemas con el semen del varón, problemas uterinos

Por qué la mujeres puede dejar de ovular luego que ovulaban normalmente?

Luego del parto las mujeres pueden cambiar su rutina diaria. Algunas de ellas dejan de hacer ejercicio o tienen malas dietas, esto provoca el aumento de peso. Los problemas de obesidad pueden causar problemas con la ovulación. Generalmente las pacientes con sobrepeso u obesidad pueden notar cambios en sus patrones menstruales.

Vale la pena mencionar que no solo una mala dieta o la falta de actividad física pueden provocar obesidad. Los trastornos de la tiroides, en especial el hipotiroidismo, puede causar problemas de infertilidad. El hipotiroidismo provoca alteraciones en la producción de estrógenos y esto altera los patrones de ovulación.

Algunas pacientes que antes de su primer embarazo presentaban el síndrome de ovario poliquístico, muy probablemente ya tenían alteraciones en sus menstruaciones y les haya costado quedar embarazadas esta primera vez. Sin embargo con el pasar del tiempo y sin tratamiento adecuado, el síndrome de ovario poliquístico puede ir progresando y volver a convertirse en un problema para poder lograr un segundo embarazo.

La hiperprolactinemia, o exceso en la producción de prolactina puede causar problemas de infertilidad secundaria. En estos casos las pacientes puede presentar problemas en sus ciclos menstruales y en algunos casos presentar pequeñas cantidades de secreciones líquidas a través del pezón.

Existen otras causas menos frecuentes pero que vale la pena mencionar. La falla ovárica prematura es uno de ellos. En estos casos las pacientes pueden presentar ciclos menstruales que se van acortando o comienzan a presentar con cierta frecuencia síntomas similares a los que se presentan durante la menopausia, como los “incendios” o “calores”. A veces las pacientes dejan de menstruar y no ven su menstruación excepto cuando se dan medicamentos como los anticonceptivos.

El otro trastorno, menos frecuente se da en algunos casos en los que ocurre una hemorragia excesiva durante el parto anterior. Esta entidad se llama síndrome de Sheehan. Actualmente es muy raro vez esta entidad.

unhappy young couple in bedroom

Por qué las trompas de Falopio que antes funcionaban ahora dejan de funcionar?

Recordemos que en las trompas de Falopio es donde se lleva a cabo la fertilización del óvulo por los espermatozoides. Las trompas pueden sufrir daños a través del tiempo y estos daños pueden ser causados por infecciones, adherencias o endometriosis.

En el primer caso, la enfermedad pélvica inflamatoria, que es causada por una infección severa a nivel genital puede ascender por el cuello de la matriz y llegar a las trompas de Falopio. Cuando esto ocurre el daño que estas bacterias provocan a la trompa puede ser irreversible. Dañan la parte interna de la trompa y alteran la estructura de la trompa lo que provoca que no pueda llevar el óvulo hasta la matriz. En otros casos puede tapar la trompa de Falopio. El daño que puede provocar es tan grave que luego de un episodio de una de estas infecciones, 12 de 100 mujeres pueden quedar infértiles. Luego de dos episodios 35% y luego de 3 episodios, 75% quedan con infertilidad. El microorganismo que más se asocia a este tipo de infecciones es la Chlamydia trachomatis.

La adherencias son, en términos generales unas bandas, que no permiten que la trompa se pueda mover con libertad dentro de la pelvis de la mujer y esto puede provocar que la trompa no se acerque lo suficiente al ovario durante el evento de la ovulación. Estas adherencias pueden formarse luego de alguna cirugía como en los casos de embarazos ectópicos, resección de quistes de ovario, cirugías para liberar adherencias. También los casos de apendicitis complicadas o cirugías abdominales por otras causas pueden provocar la formación de adherencias.

La endometriosis es una enfermedad en la que el tejido que recubre la parte interna del útero o matriz, se presenta fuera de ella. En estos casos estas lesiones provocan inflamación que puede destruir la arquitectura de la trompa o provocar adherencias. También puede afectar los ovarios. En estos casos las pacientes se presentan con dolor incapacitante durante la menstruación.

Las cirugías que se realizan para poder “destapar” las trompas pueden provocar adherencias u obstrucciones de las trompas, por eso es que no siempre son exitosas.

Por qué un hombre que ya tuvo hijos, ahora puede presentar problemas para tenerlos?

El factor masculino también puede presentar alteraciones a través del tiempo. En ocasiones el semen del hombre puede ya estar con alteraciones al momento del primer embarazo, pero la edad de la mujer puede compensar estas alteraciones. Sin embargo con el paso del tiempo, el semen puede seguir alterándose sin dar ningún tipo de síntomas, y debido que ahora la mujer ya no es tan joven como antes, se evidencia un problema de infertilidad. Esto puede ser difícil de comprender para el varón.

El hombre puede desarrollar problemas endocrinológicos al igual que la mujer. Puede sufrir de obesidad, presentar problemas con la prolactina al igual que la mujer, presentar diabetes, hipotiroidismo entre otros problemas. Todos estos problemas van a causar alteraciones en la cantidad de espermatozoides y en su calidad.

También suelen presentarse problemas de alteraciones en el semen cuando el hombre se expone a períodos prolongados de calor, como en el caso de aquellos que trabajan cerca de hornos. La exposición constante a productos como solventes, pinturas, agentes agroquímicos también provocan alteraciones en el semen.

Lesiones a los testículos como traumas o cirugías para reparar hernias pueden dañar los conductos a través de los cuales los espermatozoides son eyaculados y provocar infertilidad.

Con cierta frecuencia el hombre consulta por casos de varicocele. El varicocele es el aumento en la dilatación de las venas que drenan la sangre de los testículos. Para nosotros que tratamos la infertilidad, es importante que los pacientes sepan que la cirugía que les pueden ofrecer no siempre corrige las alteraciones en el semen.

Las infecciones en el hombre también son causa de alteraciones en el semen. Sin embargo es más difícil que un hombre consulte por infecciones ya que en el hombre muchas de estas no producen síntomas y podemos detectarlas al momento de hacer un espermograma.

Los problemas de disfunción sexual en el hombre son también causas de infertilidad masculina. Los hombres de mayor edad, diabéticos, o con lesiones medulares pueden tener problemas de disfunción sexual lo que dificulta que logren eyacular al momento de tener relaciones sexuales.

 

Que problemas uterinos se pueden presentar en las mujeres con infertilidad secundaria?

Nuevamente las infecciones juegan un papel muy importante en las pacientes con infertilidad secundaria. Un moco cervical alterado por una infección junto con un semen alterado van a disminuir las probabilidades de lograr un embarazo de forma espontánea.

Cirugías como los legrados realizados por abortos, principalmente los que se realizan los instrumentos de metal pueden ocasionar daño al endometrio y este cicatrizar de forma inadecuada y formar adherencias dentro de la matriz. Cuando esto sucede, la paciente puede presentar alteraciones en sus menstruaciones, aunque no siempre es así.

El uso de anticonceptivos de depósitos, pueden provocar adelgazamiento del endometrio y debido a que este producto puede quedar en la circulación por varios meses, puede provocar alteraciones menstruales y consecuentemente infertilidad.

Por el contrario en algunos casos en los que las pacientes sufren de obesidad o síndrome de ovarios poliquísticos, hay un exceso en el crecimiento del endometrio que se le conoce como hiperplasia endometrial. Todos estos trastornos pueden ser tratados para lograr un embarazo.

En otros casos ocurre un crecimiento en el endometrio llamado pólipo endometrial, que puede alterar la estructura interna de la matriz. Estos pólipos, junto los miomas que crecen hacia adentro de la matriz pueden también ser causa de infertilidad y pueden ser tratados por medio de cirugías.

 

Que conclusiones o recomendaciones nos puede dar para las pacientes con infertilidad secundaria?

Primero, es que deben saber que el hecho de haber tenido un embarazo o un bebé sano, no es garantía para que se pueda tener otro embarazo sin presentar dificultades.

Segundo. Si la mujer tiene menos de 35 años y se ha tenido relaciones sexuales sin métodos de planificación familiar y no logra quedar embarazada en un lapso de un año, debe de consultar a un especialista en infertilidad para poder estudiar su caso y recibir tratamiento. En las pacientes mayores de 35 años, vale la pena que no esperen hasta el año.   Si luego de 6 meses de relaciones sexuales no han logrado el embarazo deben buscar ayuda.

Y por último, recordar que el uso de drogas, el alcohol en exceso y el cigarrillo van a afectar la fertilidad tanto del hombre como la de la mujer, por lo que evitar estas sustancias al buscar un embarazo es algo muy importante.

Leer Más

Cómo manejar la prueba negativa

Escrito por: Dr. Juan Francisco Solís


Uno de los momentos más difíciles de manejar tanto para pacientes como para los médicos es la noticia de la prueba de embarazo negativa, después de un tratamiento de fertilidad.

A pesar que racionalmente sabemos que cada tratamiento tiene un porcentaje de éxito, es inevitable la ilusión que genera cada intento y proporcionalmente la desilusión que causa el negativo.

infertil

Mis recomendaciones para manejar de mejor manera esta posibilidad son las siguientes:

  1. Revisar constantemente cuáles son los porcentajes de éxito por tratamiento (esto ayuda a comprender que hay probabilidades que no funcione el tratamiento)
  2. Estar consciente que el éxito de cada tratamiento de fertilidad aumenta con la repetición, es decir los porcentajes son acumulativos. Si por ejemplo con un intento de inseminación artificial podemos esperar un 15-20% de probabilidad de embarazo, con 4 intentos podríamos llegar a un 40-50%, por supuesto dependiendo de la razón por la cual estamos haciendo la inseminación
  3. Mantener comunicación constante con su médico. Recordar que las estadísticas no son absolutas, es decir, cada caso particular tiene un porcentaje individual (ver artículo: cómo interpretar las estadísticas). Debe haber mucha discusión acerca de qué podemos esperar en cada caso particular. Discutir también y decidir juntos el número de veces que sería adecuado repetir cada tratamiento. Debe tener confianza en la experiencia de su médico para que le guíe con cada intento.
  4. El acompañamiento psicológico por algún profesional también puede ayudarle a manejar la prueba negativa. Aunque no lo reconozcamos en algunas ocasiones el desgaste psicológico con cada intento puede ser muy fuerte y la ayuda de un profesional puede hacer gran diferencia.
  5. Tener un esquema claro de cuál es el plan de tratamiento en los siguientes meses si la prueba nos da negativa. Esto da la tranquilidad que hay un plan anticipado de qué hacer en caso que no funcione uno u otro tratamiento.
  6. Reconocer que es una reacción normal el sentirse frustrado, deprimido, enojado, etc. si la prueba sale negativa. Somos humanos y como humanos reaccionamos con emociones a los eventos que nos rodean. Hay que “vivir” estas emociones pero también retomar fuerzas y no dejarnos abatir por una prueba negativa.

A los médicos también nos toca manejar el tener que dar una prueba negativa. Quisiéramos que todas las pruebas fueran positivas pues es así como se califica nuestro éxito. Pero debemos estar conscientes de que nuestro trabajo consiste en poner a disposición de nuestros pacientes todo el conocimiento y la tecnología con la que contamos para ayudarlos a tener el mejor porcentaje de éxito en cada uno de los tratamientos que aplicamos.

Muchas veces pasa por la cabeza el probar en otro centro, lo cual puede producir un retroceso en todo el camino recorrido. Las técnicas de fertilización asistida además de ser un tratamiento también nos brindan información de lo que puede estar pasando. La respuesta a la estimulación ovárica, el número y la calidad de óvulos que se obtienen, la tasa de fertilización, la calidad de embriones que se producen, etc., ayudan al médico a implementar medidas para el siguiente intento que ayuden a aumentar las probabilidades.   Es importante la cita después de la prueba negativa, pues es aquí en donde se analiza retrospectivamente cómo estuvo el caso y cuáles son las recomendaciones para el siguiente intento.

 

Leer Más

Clínica Santa María celebró 17 años de ayudar a hacer realidad el milagro de la vida

Ciudad de Guatemala, 20 de marzo de 2015.

El pasado martes 10 de marzo Clínica Santa María celebró 17 años de ayudar a hacer realidad el milagro de la vida y presento su nueva imagen

SANTA MARÍA CENTRO FERTILIDAD.

Lo que inició como un sueño en 1998 como una clínica de fertilidad se convirtió en realidad y, 17 años después celebran con la renovación total de su imagen como Santa María Centro de Fertilidad. Especializados en problemas de fertilidad mantienen su esencia, equipo de especialistas, servicios y la experiencia que los convierte en los líderes en el país.

El proceso de cambio a Santa María Centro de Fertilidad se dio al reconocer que la marca debía evolucionar y crecer junto a sus pacientes, de esta forma la renovación se da pensando en una imagen más fresca, moderna, llena de colores y con una actitud de celebración por la vida.

Tanto el nombre, el logo y todas sus plataformas de comunicación como Página Web, Facebook y un nuevo canal de YouTube estarán disponibles con la nueva imagen para compartir todas las actividades, nuevos proyectos y logros de Santa María Centro de Fertilidad.

Además Santa María Centro de Fertilidad cuenta ahora con dos nuevos servicios: La vitrificación de óvulos y el Screening genético pre-implantacional, los que vienen a complementar las especialidades y brindar más y mejores soluciones para sus pacientes.

Santa María, Centro de Fertilidad agradece a todos los presentes por haber participado en la celebración de los 17 años.

Santa María Centro de Fertilidad “Ayudamos a hacer realidad el milagro de la vida”

2015-03-10 20.23.52

Leer Más

¿Qué tan común es que las parejas enfrenten problemas de infertilidad después de haber tenido uno o varios hijos?

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director médico Clínica Santa María. 2013

La infertilidad secundaria, es decir la dificultad para concebir después de haber tenido uno o más hijos es cada vez más frecuente.

A pesar que la probabilidad de lograr un embarazo es mayor cuando ya se ha logrado al menos un hijo nacido vivo, muchas parejas se enfrentan con el problema de no poder concebir nuevamente. Si hay cambio de pareja no se considera infertilidad secundaria.

Los especialistas en reproducción humana, reconocen el problema de la infertilidad como una enfermedad, capaz de producir serios daños al bienestar de las personas y por lo tanto recomiendan que se le de la importancia que tiene y se genere mayor interés en su manejo, tanto médico como psicológico, así como mantener informada a la población que existen centros especializados como Clínica Santa María, los cuales pueden brindarle apoyo y solución a su problema.

Afortunadamente hoy día la tecnología está muy avanzada en el campo de la infertilidad. El 80% de las parejas con problemas de fertilidad van a lograr un embarazo ya sea con una técnica de baja complejidad o con una técnica de alta complejidad.

Las ténicas de baja complejidad, incluyen la inducción de la ovulación, la inseminación artificial y la cirugía de infertilidad. Y las técnicas de alta complejidad, que tienen como común denominador el hacer la fertilización por fuera del cuerpo de la paciente, están la fertilización in vitro, la inyección del espermatozoide en el óvulo, la congelación de embriones y la congelación de óvulos.

Los tratamientos de infertilidad se escogen dependiendo de la causa o las causas por la cual no se logra el embarazo, ayudando a que el óvulo y el espermatozoide se encuentren para que suceda la fertilización que de otra forma no sucedería. Los científicos no deciden qué paciente logrará o no el embarazo con estas técnicas, simplemente ayudan a la naturaleza para superar un problema físico que se está dando y que hace que estas células no se encuentren.

Leer Más

MITO #12 ¿Algunos medicamentos pueden causar infertilidad?

  1. Respuesta: VERDADERO

Efectivamente, existen ciertos medicamentos, especialmente los fármacos empleados en el tratamiento contra el cáncer, que alteran parcial o definitivamente la función ovulatoria o testicular. Actualmente, existen medios para que los pacientes con cáncer puedan congelar sus óvulos ó espermatozoides antes de la quimioterapia para que no se vean afectados.

Leer Más