Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director médico Clínica Santa María. 2011

Es un problema hormonal frecuente que afecta alrededor del 5% de mujeres en edad fértil.

En este síndrome, el ovario tiene una producción aumentada de andrógenos, lo cual puede causar infertilidad, irregularidad menstrual e hirsutismo (crecimiento de vello corporal en exceso), además de aumentar el riesgo de síndrome metabólico (resistencia a la insulina, obesidad e hipertensión) y diabetes tipo 2.

El diagnóstico requiere que se demuestren al menos dos de los siguientes:

1)  anovulación crónica (ausencia de ovulación)

2)  hiperandrogenismo crónico (andrógenos elevados)

3)  imagen de ovarios poliquísticos en el ultrasonido.

El tratamiento consiste en dieta y ejercicio para bajar de peso, inductores de la ovulación si hay problemas de fertilidad, y sensibilizadores de la insulina. Para tratar el exceso de vello se usan algunos antiandrógenos, electrólisis y láser.

Leer Más

Aborto Recurrente

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director médico Clínica Santa María. 2011

El aborto recurrente se define como dos o más pérdidas consecutivas del embarazo.

A pesar de que más o menos un 25% de todos los embarazos terminan en un aborto, menos del 5% de mujeres van a tener dos  pérdidas consecutivas y sólo un 1% tendrán tres o más. Después de 3 pérdidas debe hacerse una evaluación completa por un especialista para diagnosticar la causa y tratarla para aumentar la probabilidad de un embarazo normal.

Son causa de aborto recurrente:

  • Anomalías cromosómicas de uno o de ambos padres
  • Causas hormonales (deficiencia de progesterona)
  • Anomalías metabólicas (como diabetes mal controlada)
  • Anomalías uterinas
  • Síndrome antifosfolipidico (producción anormal de anticuerpos)
  • Trombofilias (predisposición a formar coágulos)
  • Defectos del espermatozoide
  • Inexplicable (hasta en el 50% de todos los casos)

El aspecto positivo es que las parejas con este problema tienen un 60 a 70% de probabilidades de que el próximo embarazo sea un embarazo normal.

Se recomienda un estilo de vida sano, tomar un suplemento diario de ácido fólico, dejar de fumar (tanto el hombre como la mujer), reducir el consumo de alcohol y cafeína, ejercicio moderado y un adecuado control del peso.

Leer Más