¿Cuándo es el mejor momento para ser padres?

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director Médico. 2010

Hoy en día y por diversas razones se retrasa cada vez más el inicio de la maternidad.  Como consecuencia, una de las preocupaciones más frecuentes de las mujeres es acerca de la capacidad que tienen para concebir, es decir, su Potencial fértil.

Es recomendable que si usted tiene más de 30 años y aún no planea un embarazo a corto o mediano plazo, o bien simplemente tiene dudas de su fertilidad, se realice una Prueba de Fertilidad. Esta es realizada por el especialista en Medicina Reproductiva y complementada con unas pruebas de laboratorio.

En el caso del varón, también se recomienda hacer la evaluación si tiene dudas de su fertilidad, por ejemplo en casos de antecedente de testículos no descendidos, orquitis por el virus de las paperas, exposición con parejas previas y que el embarazo no sucedió o en caso de haber sido sometido a tratamientos por cáncer.

El valor agregado que tiene esta prueba, además de evaluar su fertilidad, es que si se diagnostica ún problema potencial o actual, se pueda controlar a tiempo para que cuando decida planificar su embarazo, lo logre en un tiempo razonable y de la forma más adecuada.

Después de la evaluación de su historial médico y en base a al resultado de los análisis, el especialista le explicará su potencial fértil, le hará algunas recomendaciones para la planificación de su embarazo y si fuera necesario le dará consejos para preservar su fertilidad.

La PRUEBA DE FERTILIDAD es el primer programa especial en Guatemala implementado por Clínica Santa María, Centro especializado en Medicina Repreductiva, ayudando de esta forma a tomar decisiones acertadas acerca de su futuro reproductivo.

Leer Más

¿Embarazo después de los 35 años?

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director Médico. 2010

Actualmente muchas mujeres deciden ser madres después de los 35 años. Dependiendo del país, en promedio una de cada cinco mujeres tiene su primer hijo después de esta edad.

Afortunadamente, la mayoría tiene embarazos y bebés saludables!!!

Las mujeres de más de 35 años están expuestas a algunos riesgos especiales durante el embarazo que hay que conocer.

Por lo general, las mujeres comienzan a experimentar una disminución en su fertilidad a partir de los 30 años. Es frecuente que a una mujer de más de 35 años le lleve más tiempo quedar embarazada que a una mujer más joven. Los hombres también pueden experimentar una disminución en su fertilidad al acercarse a los 40 años.

En algunos casos, la disminución de la fertilidad en las mujeres de más de 35 años se debe a que tienden a ovular con menor frecuencia y la calidad de los óvulos también disminuye en comparación con mujeres más jóvenes. También interfieren con la concepción ciertos problemas de salud que son más comunes después de esta edad, como la endometriosis, la obstrucción de las trompas de falopio (en algunos casos como consecuencia de infecciones pasadas) y miomas (tumores del útero).

Si una mujer de más de 35 años no ha quedado embarazada después de intentar concebir durante seis meses, debe consultar a su médico. Los estudios sugieren que aproximadamente un tercio de las mujeres entre 35 y 39 años, y aproximadamente la mitad de las mujeres de más de 40 años, tienen problemas de fertilidad, y muchos de estos problemas pueden tratarse de forma eficaz si consultan a un centro especializado.

En Guatemala existen centros especializados dedicados al diagnóstico y tratamiento de parejas con problemas de fertilidad.  Estos cuentan con el conocimiento y la tecnología moderna para lograr, como decimos en Clínica Santa María, el milagro de la vida, aún en algunos casos complicados.

Si bien en mujeres de más de 35 años pueden presentarse más dificultades para quedar embarazadas e incrementarse la probabilidad de someterse a un tratamiento de fertilidad para lograrlo, también tienen una mayor probabilidad de tener gemelos. Esta probabilidad aumenta de forma natural con la edad.

Antes de intentar concebir, y sin importar su edad, toda mujer debe consultar a su médico. Una visita al médico antes de concebir le ayudará a asegurarse de que se encuentra en el mejor estado posible para hacerlo. La visita al médico antes de concebir es especialmente importante cuando la mujer tiene un problema de salud crónico.

Su médico puede tratar ese problema y realizar los cambios necesarios en la medicación para asegurar que tenga un embarazo saludable. El médico también puede recomendar a las mujeres que tomen a diario un complejo multivitamínico que contenga al menos 400 microgramos de ácido fólico para prevenir ciertos defectos congénitos en el cerebro y en la médula espinal (defectos del tubo neural).

Algunas de las complicaciones más frecuentes que pueden suceder después de los 35 años son: diabetes gestacional, hipertensión arterial, placenta previa, nacimiento premature y bajo peso al nacer.  Afortunadamente hay formas de reducir al máximo estas complicaciones durante y antes del embarazo.

continúa

Leer Más

Consejos nutricionales para mejorar la Fertilidad

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Médico Director. 2010

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen a los especialistas en fertilidad es: ¿Qué modificaciones en mi dieta puedo hacer para mejorar mi fertilidad?

Son pocos los estudios estrictamente científicos que se han hecho del tema. Uno de los más completos, aprovechó el estudio a gran escala de mujeres, el NURSES HEALTH STUDY (120,000 enfermeras casadas entre las edades de 30 a 55 años), el cual inició en 1976, actualizando la información cada 2 años. Aprovechando esta gran población, científicos de Harvard (Jorge Chavarro y Walter Willett) publicaron en el 2008 su libro THE FERTILITY DIET, en donde muestran sus resultados.

Hay que hacer la aclaración que estos consejos ayudan significativamente en mejorar la fertilidad cuando el problema es OVULATORIO, es decir, aquellas mujeres que no logran el embarazo porque no están ovulando o tienen algún desequilibrio en su proceso ovulatorio. Sería incorrecto creer que estas modificaciones van a resolver problemas de fertilidad provocados por obstrucción tubárica, endometriosis, factor masculino severo, etc. Sin embargo son consejos generales que se pueden aprovechar para tener una buena salud en general y mejorar su proceso ovulatorio.

Por otro lado es importante aclarar que si tiene problemas de fertilidad, es decir 1 año de exposición al embarazo y no ha sucedido si tiene menos de 30 años; ó 6 meses si tiene más de 30 años, debe consultar con su médico lo antes posible para iniciar una investigación básica de su sistema reproductor y corregir los factores que estén involucrados en dicha dificultad.

Hay 10 estrategias simples que mejoraran su fertilidad, descubiertas por este estudio:

1. Evite las grasas “trans” (margarinas, papas fritas, “fast food”)

2. Use aceite vegetal insaturado para cocinar, como el aceite de oliva y el de canola

3. Coma más proteína de origen vegetal, como frijoles y nueces, y menos proteína de orígen animal (carnes rojas)

4. Escoja granos enteros y otras fuentes de carbohidratos que suben el azúcar y la insulina de manera más lenta que las azúcares altamente refinadas que aumentan aceleradamente la glucosa e insulina en el organismo (pasteles, brownies, donas, pies, etc)

5. Tome un vaso de leche entera o una copa pequeña de helado o un vaso de yogurt de LECHE ENTERA, al día. En esta dieta es mejor evitar temporalmente la leche descremada o los productos lácteos “light” como el queso cottage. Por supuesto, si no es intolerante a la leche!!

6. Tome un multivitamínico que contenga al menos 40 a 80 mg de hierro, 400 mcg de ácido fólico, y otras vitaminas del complejo B.

7. Ingiera hierro proveniente de frutas, vegetales, frijoles, suplementos y menos de carnes rojas.

8. Beba agua pura. El café, el té y el alcohol puede ingerirlo pero con moderación. Evite las sodas. Una soda normal equivale a ingerir 12 cucharadas de azúcar!! Esta es una de las mayores causas de sobrepeso.

9. Mantenga un PESO saludable. Si tiene sobrepeso, perder entre el 5 y el 10% de su peso actual puede mejorar significativamente su ovulación.

10.  Haga ejercicio. Un plan de ejercicio diario o al menos 3 veces a la semana por un período de 1 a 2 horas por sesión, sobre todo ejercicio “aeróbico”, mejora su ovulación. El ejercicio en exceso puede tener un efecto contrario.

El consumo de tabaco merece una mención aparte pues está más que comprobado que el cigarro tiene efectos altamente negativos sobre la fertilidad y sobre el embarazo. Esto es valido tanto en el hombre como en la mujer. Está más que comprobado por ejemplo, que las mujeres que fuman les cuesta más embarazarse tanto espontáneamente como cuando recurren a reproducción asistida y tienen más riesgo de aborto espontáneo y anomalías congenitas. Por lo tanto si Ud fuma y planea embarazarse debe dejar de fumar.

Como podrá darse cuenta estas recomendaciones funcionan también para tener una buena salud en general, así que trate de tomar en cuenta estas recomendaciones si está planeando embarazarse y quiere ayudar a mejorar su fertilidad y disminuir complicaciones posteriores.

Leer Más

El Sobrepeso y la obesidad pueden dificultar el embarazo. Segunda parte.

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Médico Director. 2010. Segunda parte

Defectos de la Fase Lútea

Los defectos de la fase lútea forman parte de una enfermedad que se encarga de interrumpir o de desbaratar los ciclos menstruales de las mujeres y el adecuado desarrollo del endometrio, el cual será vital para que la mujer en cuestión pueda quedar embarazada y pueda llevar a buen término su embarazo.

Durante la segunda mitad del ciclo menstrual de una mujer, el cuerpo lúteo se encargará de producir progesterona a fin de engrosar el endometrio. Los defectos de la fase lútea ocurren cuando este proceso es interrumpido por dos o más días. Si la fase lútea dura mucho o si -por el contrario- no dura lo suficiente; los niveles de progesterona se trastornarán, dando como resultado menstruaciones anormales.

Cuando una mujer está embarazada, los defectos de la fase lútea podrían llegar a provocar un aborto espontàneo.  Afortunadamente es un trastorno muy raro y que se diagnostica con el anàlisis inicial del ciclo ovulatorio (seguimiento folicular ecogràfico)

Exceso de Estrógeno

El estrógeno es una hormona sexual producida en las mujeres principalmente por los órganos reproductivos, pero también por otras partes de su organismo, entre las que se pueden incluir: los lipocitos o células grasas. Dado que el estrógeno es producido por las células grasas; las mujeres obesas o excedidas de peso por lo general poseerán mayores cantidades de estrógeno en su sistema que las mujeres de peso normal.

A niveles normales, el estrógeno juega un rol fundamental en numerosas funciones orgánicas. No obstante, cuando hay demasiado estrógeno en su sistema, el mismo podría perjudicar su sistema reproductivo hasta llegar a desequilibrarlo, provocando infertilidad. Si usted quedara embarazada, el exceso de estrógeno podría incrementar sus probabilidades de sufrir un aborto espontáneo. Por otro lado debería tener en cuenta que el peso no es el único factor que traerá como consecuencia la elevación de los niveles de estrógeno.

El exceso de estrógeno podría estar causado por una amplia variedad de factores, entre los que se podrían incluir: ingerir una dieta rica en carnes que contienen estrógeno sintético, tomar leche y comer alimentos que estuvieran envasados en cajas o envases plásticos. Otras razones que podrían provocar un exceso de estrógeno serían los desequilibrios hormonales, las enfermedades propias de la glándula suprarrenal y las provocadas por el consumo de ciertas drogas para mejorar la fertilidad.

Para corregir este exceso se debe tratar la causa básica.

En conclusión la obesidad y el sobrepeso pueden afectar la fertilidad ya sea por el mismo hecho del exceso de peso o como parte de alguna otra patología, y por lo tanto hay que darle la importancia que merece, sobre todo si lo podemos prevenir a tiempo.


Leer Más

El Sobrepeso y la obesidad pueden dificultar el embarazo

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Médico Director. 2010. Primera parte

Una de las causas que pueden contribuir para dificultar la ocurrencia del embarazo es la obesidad y el sobrepeso.

Hay varios trastornos comunes relacionados con el sobrepeso en las mujeres, que podrían interferir negativamente con el hecho de quedar embarazada o de llevar a buen término un embarazo. Partiendo de problemas tales como el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) y el hipotiroidismo, hasta llegar a los defectos de la fase lútea y el exceso de estrógeno; condiciones médicas que podrían solucionarse exitosamente si se recurre a los profesionales adecuados.

Síndrome de Ovario Poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico es una de las mayores causas de infertilidad; la misma es una enfermedad relacionada con el sistema endócrino que provoca el desarrollo y el crecimiento de quistes en los ovarios. Para que le puedan diagnosticar SOP de manera precisa, las mujeres deberán presentar -al menos- dos de los siguientes síntomas:

  • Menstruación irregular
  • Ovarios alargados y de mayor tamaño, con presencia de quistes
  • Exceso de hormonas andrógenas

Debido a los altos niveles de insulina en la sangre; los ovarios liberarán demasiado andrógeno y ésto podría llegar a provocar un exceso en el crecimiento del vello facial, aumento de peso e infertilidad. Aunque estos síntomas no siempre se presentan. Las mujeres que padecen SOP cuentan con mayor riesgo de desarrollar diabetes y de sufrir enfermedades cardíacas.

Si usted sospechara que puede estar sufriendo esta clase de desorden, debería consultar con un profesional médico lo antes posible, para poder discutir los tratamientos disponibles para prevenir complicaciones. Su doctor seguramente le recomendará que mejore sus hábitos alimenticios para que los mismos sean más sanos y saludables y también le indicará que practique ejercicio regularmente, para que sus niveles de insulina y de andrógeno puedan disminuir. El hecho de perder peso podría ser muy beneficioso para curar en parte este desorden o trastorno, aunque no necesariamente deberá perder una cantidad significativa de libras o kilos; sólo un 5% de su peso corporal podría ser suficiente para que finalmente lograra quedar embarazada.

Desafortunadamente, el hecho de perder peso podría ser una tarea extremadamente difícil para algunas mujeres que padecen SOP. Es por ello que si esta opción no funcionara para su caso particular; su especialista en fertilidad deberá prescribirle medicamentos para mejorar su fertilidad.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es la deficiencia en la producción de hormona tiroidea. Debido a que su metabolismo está regulado por la glándula tiroides, esta enfermedad comúnmente provoca que las personas ganen peso y que posteriormente les sea muy difícil perder el sobrepeso ganado en el pasado. Este trastorno también provoca que sus períodos se vuelvan irregulares y a veces puede interrumpir e incluso hacer desaparecer la ovulación.

El análisis de las pruebas tiroideas se hace de rutina en la evaluación inicial de la pareja infértil.

Si usted sospechara que puede estar padeciendo hipotiroidismo, debería concertar una cita con su médico lo antes posible para que éste/a pueda controlar el funcionamiento de su tiroides y normalizar o bajar sus niveles hormonales. Por otra parte, el hecho de consumir medicación de manera regular; podría causar que sus hormonas tiroides pudieran volver a presentar niveles normales y su funcionamiento pudiera volver a ser saludable nuevamente. Ésto la ayudaría a aliviar sus síntomas y a lograr ciclos menstruales regulares. Si siguiera siendo infértil aún después de haberse sometido a alguna clase de tratamiento para regular el funcionamiento de su tiroides, consulte inmediatamente con un especialista en fertilidad para poder discutir sobre otros tratamientos disponibles, como por ejemplo la Fertilización in Vitro.

continua…

Leer Más

El papel de la Endometriosis en la etapa reproductiva de la Mujer

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director Clínica Santa María. 2010

La endometriosis es un trastorno común que afecta a la mujer durante su vida reproductiva. Esto ocurre cuando el tejido que recubre la cavidad uterina, crece fuera de ésta.  Este tejido puede crecer en “parches” superficiales pequeños, llamados implantes; en nódulos penetrantes más gruesos, o puede formar quistes en el ovario llamados endometriomas.

Cada vez que la paciente menstrua estos focos de endometriosis sangran también, creando un ambiente inflamatorio en la pelvis.

La endometriosis es altamente impredecible. Algunas mujeres pueden tener sólo unos pocos implantes aislados que nunca se diseminan o crecen, mientras que en otras la enfermedad puede diseminarse a través de toda la pelvis. La endometriosis irrita el tejido circundante y puede promover el crecimiento de las adherencias, tejido cicatrizal en forma de una telaraña. Este tejido cicatrizal puede unir cualquiera de los órganos pélvicos entre sí, y en muchas ocasiones puede cubrirlos completamente.

Muchas mujeres que tienen endometriosis experimentan pocos síntomas o pueden incluso no tenerlos. De hecho, la edometriosis es a menudo diagnosticada cuando se realiza una cirugía pélvica por otras razones. Sin embargo, en algunas mujeres, la endometriosis puede causar cólicos menstruales severos, dolor durante la relación sexual, infertilidad y otros síntomas.

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza mediante la visualización directa de las lesiones, usualmente mediante una videolaparoscopía pélvica. Un ultrasonido, un CT scan o una Resonancia Magnética pueden sugerir la existencia de la enfermedad, pero el diagnóstico sólo se confirma mediante la visualización directa de las lesiones en la pelvis mediante video laparoscopía .

La endometriosis puede ser tratada con medicamentos o con video cirugía con el fin de preservar la fertilidad.

En los casos en que la endometriosis afecta la fertilidad (imposibilidad para concebir) las opciones de tratamiento van desde las técnicas quirúrgicas, que persiguen eliminar el mayor porcentaje de focos de endometriosis,  hasta las técnicas de fertilización asistida (in vitro), en las que la fertilización se realiza en un ambiente controlado (laboratorio), con muy buenos resultados.

Afortunadamente todas estas técnicas tanto quirúrgicas como de fertilización asistida están disponibles en Guatemala.

La endometriosis es una enfermedad que afecta millones de mujeres en todo el mundo. Para muchas la condición pasa desapercibida, para otras demanda atención profesional, especialmente cuando se compromete la fertilidad o el dolor afecta el estilo de vida.

El escoger un medico calificado quien esté familiarizado con los últimos desarrollos en el manejo de la endometriosis es su mejor estrategia. El médico que usted escoja le recomendará el curso de tratamiento terapéutico más apropiado basado en su situación personal.

Leer Más