¿Cómo reducir complicaciones durante el embarazo?

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director Médico. 2010

Una preocupación importante es el riesgo de tener un bebé con algún defecto congénito. El síndrome de Down es el más común de estos defectos. Los niños afectados nacen con diferentes grados de retraso mental y defectos físicos.

Sin embargo el riesgo es menor del 1% antes de los 40 años e incluso aún es bajo hasta los 43 años (2%).

* El riesgo de una mujer de tener un bebé con síndrome de Down es el siguiente:

25 años, una en 1,250

30 años, una en 952

35 años, una en 385

40 años, una en 106

45 años, una en 30

49 años, una probabilidad en 11

*datos del Colegio de Obstetras y Ginecólogos de los Estados Unidos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG).

Un elemento importante a tomar en cuenta es el riesgo de pérdida del embarazo o aborto. La mayoría de los abortos espontáneos ocurre durante el primer trimestre de embarazo en las mujeres de cualquier edad, pero el riesgo aumenta con la edad de la mujer.

Los estudios sugieren que aproximadamente el 15 % de los embarazos reconocidos en las mujeres de entre 20 y 35 años de edad termina en aborto espontáneo. Esta cifra aumenta aproximadamente al 20 % en el caso de mujeres de entre 35 y 39 años de edad, aproximadamente al 35 % a los 40 y 41 años y a más del 50 % hacia los 45 años.  El mayor riesgo de aborto espontáneo relacionado con la edad se debe a la mayor incidencia de anomalías cromosómicas.

Las mujeres de más de 35 años tienen más probabilidades que las mujeres más jóvenes de tener un problema de salud que comenzó antes del embarazo. Algunos problemas, como alta presión arterial, diabetes y problemas renales y cardíacos, pueden afectar al embarazo.

Las probabilidades de tener un parto por cesárea también aumentan con la edad. Aparentemente, las madres de más de 40 años tienen el doble de probabilidades que las madres de menos de 30 años de tener un parto por cesárea.

A pesar de estos obstáculos que se pueden presentar y para los cuales hay que hacer lo posible por reducir al máximo, la mayor probabilidad es que se tenga un embarazo normal y un bebe (ó dos) sano en casa.

¿Cómo puede una mujer embarazada reducir sus riesgos de complicaciones durante el embarazo?

En la actualidad, la mayoría de las mujeres de más de 35 años pueden suponer que tendrán un embarazo saludable. Las mujeres de todas las edades pueden mejorar sus probabilidades de tener un embarazo saludable siguiendo estos consejos:

  1. Realizarse un examen con su médico ANTES del embarazo.
  2. Llevar un CONTROL PRENATAL con regularidad desde el comienzo del embarazo.
  3. Tomar un complejo multivitamínico que contenga al menos 400 microgramos de ACIDO FOLICO diariamente, desde antes de concebir y durante los primeros meses del embarazo, para prevenir los defectos del tubo neural.
  4. Comenzar el embarazo con un PESO SALUDABLE.
  5. Evitar el CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL.
  6. Evitar FUMAR y evitar la exposición al humo del cigarrillo de otras personas.
  7. Evitar consumir DROGAS o MEDICAMENTOS, ni siquiera los de venta libre o a base de hierbas, a menos que le hayan sido indicados por un profesional que sabe de su embarazo.
  8. Comer ALIMENTOS NUTRITIVOS, incluyendo alimentos que contengan ácido fólico y folato, la forma de ácido fólico que se encuentra naturalmente presente en alimentos como cereales enriquecidos para el desayuno, otros productos a base de cereales enriquecidos, legumbres, verduras de hojas verdes y jugo de naranja.
  9. NO CONSUMIR carne poco cocida, ni limpiar las heces del GATO. Ambas son posibles fuentes de toxoplasmosis, una infección que puede causar defectos congénitos.
  10. No comer pescados que pueden tener un alto contenido de MERCURIO, como tiburón, pez espada, caballa y blanquillo o pez azulejo. Limitar el consumo de atún albacora (blanco) a seis onzas o menos por semana. Las mujeres pueden consumir sin problemas hasta 12 onzas por semana de otras especies que contienen pequeñas cantidades de mercurio, como camarones, salmón, abadejo, bagre y atún en lata de bajo contenido graso. Se recomienda a las mujeres consultar siempre a su departamento de salud local antes de consumir cualquier especie que hayan pescado por su cuenta.
  11. Someterse a una prueba para saber si son inmunes a la RUBEOLA y a la VARICELA antes de quedar embarazadas y considerar la vacunación contra estas enfermedades si no son inmunes. Luego de ser vacunada, la mujer deberá esperar un mes antes de quedar embarazada.
Leer Más

Consejos nutricionales para mejorar la Fertilidad

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Médico Director. 2010

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen a los especialistas en fertilidad es: ¿Qué modificaciones en mi dieta puedo hacer para mejorar mi fertilidad?

Son pocos los estudios estrictamente científicos que se han hecho del tema. Uno de los más completos, aprovechó el estudio a gran escala de mujeres, el NURSES HEALTH STUDY (120,000 enfermeras casadas entre las edades de 30 a 55 años), el cual inició en 1976, actualizando la información cada 2 años. Aprovechando esta gran población, científicos de Harvard (Jorge Chavarro y Walter Willett) publicaron en el 2008 su libro THE FERTILITY DIET, en donde muestran sus resultados.

Hay que hacer la aclaración que estos consejos ayudan significativamente en mejorar la fertilidad cuando el problema es OVULATORIO, es decir, aquellas mujeres que no logran el embarazo porque no están ovulando o tienen algún desequilibrio en su proceso ovulatorio. Sería incorrecto creer que estas modificaciones van a resolver problemas de fertilidad provocados por obstrucción tubárica, endometriosis, factor masculino severo, etc. Sin embargo son consejos generales que se pueden aprovechar para tener una buena salud en general y mejorar su proceso ovulatorio.

Por otro lado es importante aclarar que si tiene problemas de fertilidad, es decir 1 año de exposición al embarazo y no ha sucedido si tiene menos de 30 años; ó 6 meses si tiene más de 30 años, debe consultar con su médico lo antes posible para iniciar una investigación básica de su sistema reproductor y corregir los factores que estén involucrados en dicha dificultad.

Hay 10 estrategias simples que mejoraran su fertilidad, descubiertas por este estudio:

1. Evite las grasas “trans” (margarinas, papas fritas, “fast food”)

2. Use aceite vegetal insaturado para cocinar, como el aceite de oliva y el de canola

3. Coma más proteína de origen vegetal, como frijoles y nueces, y menos proteína de orígen animal (carnes rojas)

4. Escoja granos enteros y otras fuentes de carbohidratos que suben el azúcar y la insulina de manera más lenta que las azúcares altamente refinadas que aumentan aceleradamente la glucosa e insulina en el organismo (pasteles, brownies, donas, pies, etc)

5. Tome un vaso de leche entera o una copa pequeña de helado o un vaso de yogurt de LECHE ENTERA, al día. En esta dieta es mejor evitar temporalmente la leche descremada o los productos lácteos “light” como el queso cottage. Por supuesto, si no es intolerante a la leche!!

6. Tome un multivitamínico que contenga al menos 40 a 80 mg de hierro, 400 mcg de ácido fólico, y otras vitaminas del complejo B.

7. Ingiera hierro proveniente de frutas, vegetales, frijoles, suplementos y menos de carnes rojas.

8. Beba agua pura. El café, el té y el alcohol puede ingerirlo pero con moderación. Evite las sodas. Una soda normal equivale a ingerir 12 cucharadas de azúcar!! Esta es una de las mayores causas de sobrepeso.

9. Mantenga un PESO saludable. Si tiene sobrepeso, perder entre el 5 y el 10% de su peso actual puede mejorar significativamente su ovulación.

10.  Haga ejercicio. Un plan de ejercicio diario o al menos 3 veces a la semana por un período de 1 a 2 horas por sesión, sobre todo ejercicio “aeróbico”, mejora su ovulación. El ejercicio en exceso puede tener un efecto contrario.

El consumo de tabaco merece una mención aparte pues está más que comprobado que el cigarro tiene efectos altamente negativos sobre la fertilidad y sobre el embarazo. Esto es valido tanto en el hombre como en la mujer. Está más que comprobado por ejemplo, que las mujeres que fuman les cuesta más embarazarse tanto espontáneamente como cuando recurren a reproducción asistida y tienen más riesgo de aborto espontáneo y anomalías congenitas. Por lo tanto si Ud fuma y planea embarazarse debe dejar de fumar.

Como podrá darse cuenta estas recomendaciones funcionan también para tener una buena salud en general, así que trate de tomar en cuenta estas recomendaciones si está planeando embarazarse y quiere ayudar a mejorar su fertilidad y disminuir complicaciones posteriores.

Leer Más