MITO #9 ¿Existe algún alimento o terapia natural para aumentar la fertilidad?

  1. Respuesta:

FALSO

Hasta el momento no se ha demostrado científicamente que funcionen. No están contraindicados para la salud, así que esto depende de la pareja.

Sin embargo existen consejos generales que se pueden aprovechar para tener una buena salud en general y mejorar su proceso ovulatorio.

Leer Más

Consejos nutricionales para mejorar la Fertilidad

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Médico Director. 2010

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen a los especialistas en fertilidad es: ¿Qué modificaciones en mi dieta puedo hacer para mejorar mi fertilidad?

Son pocos los estudios estrictamente científicos que se han hecho del tema. Uno de los más completos, aprovechó el estudio a gran escala de mujeres, el NURSES HEALTH STUDY (120,000 enfermeras casadas entre las edades de 30 a 55 años), el cual inició en 1976, actualizando la información cada 2 años. Aprovechando esta gran población, científicos de Harvard (Jorge Chavarro y Walter Willett) publicaron en el 2008 su libro THE FERTILITY DIET, en donde muestran sus resultados.

Hay que hacer la aclaración que estos consejos ayudan significativamente en mejorar la fertilidad cuando el problema es OVULATORIO, es decir, aquellas mujeres que no logran el embarazo porque no están ovulando o tienen algún desequilibrio en su proceso ovulatorio. Sería incorrecto creer que estas modificaciones van a resolver problemas de fertilidad provocados por obstrucción tubárica, endometriosis, factor masculino severo, etc. Sin embargo son consejos generales que se pueden aprovechar para tener una buena salud en general y mejorar su proceso ovulatorio.

Por otro lado es importante aclarar que si tiene problemas de fertilidad, es decir 1 año de exposición al embarazo y no ha sucedido si tiene menos de 30 años; ó 6 meses si tiene más de 30 años, debe consultar con su médico lo antes posible para iniciar una investigación básica de su sistema reproductor y corregir los factores que estén involucrados en dicha dificultad.

Hay 10 estrategias simples que mejoraran su fertilidad, descubiertas por este estudio:

1. Evite las grasas “trans” (margarinas, papas fritas, “fast food”)

2. Use aceite vegetal insaturado para cocinar, como el aceite de oliva y el de canola

3. Coma más proteína de origen vegetal, como frijoles y nueces, y menos proteína de orígen animal (carnes rojas)

4. Escoja granos enteros y otras fuentes de carbohidratos que suben el azúcar y la insulina de manera más lenta que las azúcares altamente refinadas que aumentan aceleradamente la glucosa e insulina en el organismo (pasteles, brownies, donas, pies, etc)

5. Tome un vaso de leche entera o una copa pequeña de helado o un vaso de yogurt de LECHE ENTERA, al día. En esta dieta es mejor evitar temporalmente la leche descremada o los productos lácteos “light” como el queso cottage. Por supuesto, si no es intolerante a la leche!!

6. Tome un multivitamínico que contenga al menos 40 a 80 mg de hierro, 400 mcg de ácido fólico, y otras vitaminas del complejo B.

7. Ingiera hierro proveniente de frutas, vegetales, frijoles, suplementos y menos de carnes rojas.

8. Beba agua pura. El café, el té y el alcohol puede ingerirlo pero con moderación. Evite las sodas. Una soda normal equivale a ingerir 12 cucharadas de azúcar!! Esta es una de las mayores causas de sobrepeso.

9. Mantenga un PESO saludable. Si tiene sobrepeso, perder entre el 5 y el 10% de su peso actual puede mejorar significativamente su ovulación.

10.  Haga ejercicio. Un plan de ejercicio diario o al menos 3 veces a la semana por un período de 1 a 2 horas por sesión, sobre todo ejercicio “aeróbico”, mejora su ovulación. El ejercicio en exceso puede tener un efecto contrario.

El consumo de tabaco merece una mención aparte pues está más que comprobado que el cigarro tiene efectos altamente negativos sobre la fertilidad y sobre el embarazo. Esto es valido tanto en el hombre como en la mujer. Está más que comprobado por ejemplo, que las mujeres que fuman les cuesta más embarazarse tanto espontáneamente como cuando recurren a reproducción asistida y tienen más riesgo de aborto espontáneo y anomalías congenitas. Por lo tanto si Ud fuma y planea embarazarse debe dejar de fumar.

Como podrá darse cuenta estas recomendaciones funcionan también para tener una buena salud en general, así que trate de tomar en cuenta estas recomendaciones si está planeando embarazarse y quiere ayudar a mejorar su fertilidad y disminuir complicaciones posteriores.

Leer Más

¿Es la Infertilidad una enfermedad?

Dr. Juan Francisco Solís Bercián. Director Clínica Santa María. 2010

Durante muchos años ha habido discusión entre los científicos si acaso la Infertilidad debiera ser considerada como una Enfermedad. Esto no tiene tan sólo implicaciones teóricas sino que también prácticas. La mayoría de seguros en Guatemala por ejemplo, no cubren problemas de fertilidad, aduciendo que no es una enfermedad.

La Constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Toda pareja que se enfrenta o que ha enfentado al problema de la infertilidad sabe que llega a producir alteración psicológica, en la forma de depresión, ansiedad, frustración, lo cual puede interferir con el normal desempeño en las tareas del hogar y del trabajo. No digamos también la parte social. La pareja con problemas de fertilidad tiende a aislarse, pues llega un momento que no tolera tratar el tema con amigos o familiares.

Como especialistas en reproducción humana, reconocemos el problema de la infertilidad como una enfermedad, capaz de producir serios daños al bienestar de las personas y por lo tanto recomendamos se le tome la importancia que tiene y se genere mayor interés en su manejo, tanto médico como psicológico, así como mantener informada a la población que existen centros especializados, los cuales pueden brindarle apoyo y solución a su problema.

Las aseguradoras poco a poco tendrán que ir aumentado su cobertura, tal y como ya está sucediendo en los países del primer mundo, para cubrir tanto el diagnóstico como el tratamiento de parejas infértiles.

Leer Más