• Fertilización in vitro

    La cual significa literalmente

    “fertilización en el Laboratorio”.

    Esta técnica se inicia con los trabajos del Dr. Patrick Steptoe y el Profesor Robert Edwards en 1970. Desde el nacimiento de la primera bebé “probeta” Louise Brown en 1978, han nacido más de 1.5 millones de bebés en el mundo, producto de fertilización in vitro.

    El porcentaje de embarazo con esta técnica ha mejorado mucho en los últimos años, lo que ha hecho que aumente la cantidad de ciclos que se realizan cada año en el mundo. Más información

  • Inyección del Espermatozoide en el óvulo (ICSI)

    Tanto en el IVF como en el ICSI pueden producirse varios embriones “transferibles”. Sin embargo como ya se explicó anteriormente, debido al riesgo de embarazo múltiple, en Clínica Santa María transferimos únicamente 2 ó 3 embriones.

    Los embriones que no se transfieren pueden llevarse a una temperatura muy baja, congelarse y almacenarse en unos tanques de nitrógeno líquido en donde pueden permanecer congelados para futuros intentos. Más información

  • Congelación de Embriones

    Tanto en el IVF como en el ICSI pueden producirse varios embriones “transferibles”. Sin embargo como ya se explicó anteriormente, debido al riesgo de embarazo múltiple, en Clínica Santa María transferimos únicamente 2 ó 3 embriones.

    Los embriones que no se transfieren pueden llevarse a una temperatura muy baja, congelarse y almacenarse en unos tanques de nitrógeno líquido en donde pueden permanecer congelados para futuros intentos. Más información

  • Inseminación Artificial

    Este procedimiento consiste en colocar una buena cantidad de espermatozoides “capacitados” adentro del útero, en el momento previo a la ovulaciòn. Para esto hacemos un seguimiento folicular ecográfico, es decir, ultrasonido transvaginal en ciertos dìas del ciclo para determinar el mejor momento para la inseminaciòn.

    En el día escogido para la inseminación, se pide una muestra del semen de la pareja y mediante un procedimiento de laboratorio se ponen a “nadar” los espermatoides, separandose los más aptos. Más información

  • Cirugía de Infertilidad

    En algunos casos es necesario realizar algún tipo de cirugía para diagnóstico o para tratamiento de los casos de infertilidad. Generalmente se realiza por vía endoscópica (video laparoscopía o vídeo histeroscopía), mediante incisiones muy pequeñas.

    Esta cirugía es ambulatoria, es decir no requiere que se quede hospitalizada. Se realiza bajo anestesia general y tiene una recuperación corta (5-10 dìas). Más información